SEGMENTO ANTERIOR


CATARATA


¿Qué es una catarata?
Una catarata ocurre cuando el cristalino (el "lente" del ojo) se nubla, afectando la visión. La mayoría de las cataratas están relacionadas con el envejecimiento. Las cataratas son muy comunes en las personas mayores.

La catarata puede ocurrir en uno o en ambos ojos. La catarata no se transmite de un ojo al otro.
Las cataratas son una causa común de pérdida de la visión pero pueden ser tratadas.



¿Cómo se desarrollan las cataratas y como afectan mi visión?
El cristalino está compuesto en su mayoría por agua y proteína. Cuando esta proteína se acumula, nubla el cristalino disminuyendo la luz que llega a la retina. La opacidad puede ser tan severa que hace borrosa la visión. La mayoría de las cataratas relacionadas con la edad se desarrollan debido a las acumulaciones de proteína.



¿Quién tiene riesgo de desarrollar cataratas?
El riesgo de cataratas aumenta al envejecer. Otros factores de riesgo para las cataratas son:

  • Ciertas enfermedades como la diabetes.
  • Comportamientos individuales como el uso de tabaco o alcohol.
  • El medio ambiente como exposición prolongada a los rayos ultravioletas del sol.


¿Cuáles son los síntomas de una catarata?

  • Visión borrosa u opaca.
  • Los colores lucen desteñidos.
  • Destellos. Las luces de los automóviles, las lámparas o la luz del sol parecen muy brillantes. Una aureola puede aparecer alrededor de las luces.
  • No ve bien de noche.
  • Visión doble o imágenes múltiples en un ojo. (Este síntoma puede desaparecer cuando la catarata crece).
  • Los colores lucen amarillos o descoloridos.
  • Estos síntomas también pueden ser señales de otros problemas en los ojos. Si usted tiene cualquiera de estos síntomas, consulte con su oftalmólogo.

La mayoría de las cataratas causadas por el envejecimiento progresan gradualmente en un período que puede tomar años. Otras, especialmente en pacientes jóvenes e individuos con diabetes, pueden progresar más rápidamente en un período de tiempo más corto. Es imposible pronosticar exactamente la rapidez con que se desarrollarán las cataratas en un individuo.



Tratamiento

¿Cómo se tratan las cataratas?
Se pueden mejorar los síntomas de una catarata en su etapa inicial con nuevos anteojos, mejor luz, gafas anti-reflectoras para el sol, o lentes de aumento. Si estas medidas no le ayudan, la cirugía es el único tratamiento eficaz.
La cirugía consiste en remover el cristalino opaco y reemplazarlo con un lente artificial.

Si usted requiere cirugía para las cataratas en ambos ojos, la cirugía se realizará en cada ojo individualmente, y generalmente con cuatro a ocho semanas de diferencia.



¿Hay diferentes tipos de cirugía para las cataratas?
Hay dos tipos de cirugía para las cataratas. Su médico le puede explicar la diferencia y ayudarle a determinar cuál es mejor la para usted:

  1. Facoemulsificación, o faco. Se realiza con una pequeña incisión en el borde de la córnea. Luego se introduce una sonda muy pequeña en el ojo. Este instrumento emite ondas ultrasónicas que ablandan y destruyen el cristalino para poder removerlo aspirándolo. En la actualidad, la mayoría de las operaciones de cataratas se hacen utilizando la facoemulsificación, también llamada "cirugía de cataratas con incisión pequeña."
  2. Cirugía extracapsular. Su oftalmólogo le hace una incisión más larga en el borde de la córnea y extrae el centro opaco del cristalino en una sola pieza. El resto del cristalino se saca aspirándolo.
    Después de que se ha extraído el cristalino, frecuentemente se lo reemplaza con un lente artificial llamado lente intraocular. Un lente intraocular es un lente plástico transparente que no requiere cuidado y que se convierte en una parte permanente del ojo. Usted no sentirá ni verá el lente nuevo.
    Algunas personas no pueden usar un lente intraocular.


¿Cuáles son los riesgos de la cirugía para las cataratas?
Como con cualquier operación, la cirugía para las cataratas tiene sus riesgos como una infección o pérdida de sangre. Antes de la cirugía, el médico le puede pedir que temporalmente deje de tomar ciertos medicamentos que aumentan el riesgo de una hemorragia durante la operación. Después de la cirugía, usted debe mantener su ojo limpio, lavarse las manos antes de tocarse el ojo y utilizar los medicamentos recetados para ayudar a minimizar el riesgo de una infección. Una infección seria puede resultar en pérdida de la visión.

La cirugía para las cataratas le aumenta un poco el riesgo de desprendimiento de la retina. Otros problemas de los ojos, como un alto grado de miopía (vista corta), le pueden aumentar aún más su riesgo de desprendimiento retinal después de la cirugía. Una señal del desprendimiento es un aumento repentino de destellos o cuerpos flotantes (moscas volantes) en el ojo. Los cuerpos flotantes son pequeñas "telas de araña" o manchitas que parecen flotar en su campo visual. Si usted nota un aumento repentino de cuerpos flotantes o destellos, vaya inmediatamente a su oculista. Un desprendimiento retinal es una emergencia médica. Si es necesario, vaya a un servicio de emergencia o a un hospital. Un cirujano de los ojos debe examinarle el ojo lo más pronto posible. Un desprendimiento retinal no causa dolor. El tratamiento temprano del desprendimiento retinal puede prevenir la pérdida permanente de su visión.



¿Cuán eficaz es la cirugía para las cataratas?
La operación de las cataratas es una de las más comunes. También es una de las más seguras y eficaces. En alrededor del 90 por ciento de los casos, las personas que se operan de las cataratas ven mejor después de la operación.



¿Cuándo volverá mi visión a la normalidad?
Usted puede volver rápidamente a muchas de sus actividades diarias, pero es posible que vea borroso. El ojo que se está recuperando necesita tiempo para adaptarse a enfocar correctamente con el otro ojo, especialmente si el otro ojo tiene una catarata.



¿Qué puedo hacer si por la catarata ya he perdido parte de mi visión?
Si usted ha perdido parte de su visión por la catarata o por la cirugía de cataratas, pregúntele a su oftalmólogo sobre los servicios y aparatos para la baja visión que le puedan ayudar a utilizar mejor la visión que le queda.



GLAUCOMA


¿Qué es el glaucoma?
El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico, caracterizada por una atrofia progresiva del mismo debido a un aumento de la presión ocular. El nervio óptico es un conjunto de fibras que llevan la información de lo que vemos al cerebro. Cuando se daña el nervio óptico, se comienza a perder el campo visual.



Tipos de glaucoma

Glaucoma primario de ángulo abierto
Existen distintos tipos de glaucoma. El más común se denomina glaucoma primario de ángulo abierto, también llamado glaucoma crónico simple.
No tiene síntomas, es decir, no duele, no pica, no molesta. El nervio óptico se daña gradualmente lo que es acompañado por una pérdida en el campo visual, que comienza generalmente por la visión periférica. Si el glaucoma no es controlado, la enfermedad puede llevar a la ceguera.

Glaucoma de baja tensión o de tensión normal
Existe un daño en el nervio óptico y en la visión lateral en personas que tienen una presión normal del ojo. Si se reduce con medicamentos la presión del ojo por lo menos en un 30 por ciento, se puede detener la enfermedad en algunas personas. En otras personas, el glaucoma puede empeorar a pesar de tener la presión baja.

Glaucoma de ángulo cerrado
El líquido en la parte delantera del ojo no puede llegar al ángulo para salir del ojo, ya que parte del iris bloquea el ángulo. Las personas con este tipo de glaucoma tienen un aumento repentino en la presión del ojo. Los síntomas incluyen un dolor severo y náusea, así como enrojecimiento del ojo y visión borrosa. Si usted tiene estos síntomas, debe buscar tratamiento de inmediato.
Esta es una emergencia médica. Si su doctor no está disponible, vaya al hospital o a la clínica más cercana. Sin tratamiento médico para mejorar el flujo del líquido, usted puede perder la vista.

Glaucoma congénito
Los niños nacen con un defecto en el ángulo del ojo que demora el drenaje normal del líquido. Estos niños generalmente tienen síntomas que se pueden notar fácilmente como los ojos opacos, sensibilidad a la luz y lagrimeo excesivo. Generalmente, el tratamiento que se recomienda es la cirugía convencional porque los medicamentos pueden tener efectos desconocidos en los bebés y pueden ser difíciles de administrar. La cirugía es segura y eficaz. Si se realiza la cirugía a tiempo, estos niños generalmente tienen una excelente oportunidad de tener buena visión.

Glaucomas secundarios
Se pueden desarrollar como resultado de complicaciones de otros problemas médicos. Estos tipos de glaucoma a veces son asociados con la cirugía de los ojos, las cataratas avanzadas, las lesiones en los ojos, ciertos tipos de tumores del ojo o la inflamación del ojo (uveítis).



Si tengo elevada la presión del ojo, ¿significa que tengo glaucoma?
No necesariamente. La presión elevada dentro del ojo significa que tiene el riesgo de desarrollar glaucoma pero no significa que tenga la enfermedad. Una persona solamente tiene glaucoma si tiene daño en el nervio óptico.



¿Puedo desarrollar glaucoma sin que aumente la presión en mis ojos?
Sí. El glaucoma se puede desarrollar sin que aumente la presión dentro de los ojos. Este tipo de glaucoma se llama glaucoma de baja tensión o de tensión normal. No es tan común como el glaucoma de ángulo abierto.



Tratamiento

¿Se puede tratar el glaucoma?
Sí. El tratamiento inmediato en la primera etapa del glaucoma de ángulo abierto puede demorar el progreso de la enfermedad. Por eso es muy importante que el glaucoma se diagnostique a tiempo.
El tratamiento para el glaucoma incluye medicamentos, cirugía láser (trabeculoplastia), cirugía convencional o una combinación de cualquiera de estos métodos. Aunque estos tratamientos pueden proteger la vista que le queda, no mejoran la vista que ya haya perdido por el glaucoma.



¿Qué puedo hacer si por causa del glaucoma ya he perdido parte de mi visión?
Si usted ha perdido parte de su visión por el glaucoma, pregúntele a su oftalmólogo sobre los servicios y aparatos para la baja visión que le puedan ayudar a utilizar mejor la visión que le queda. Pídale que lo refiera a un especialista en baja visión.



OJO SECO


¿Qué es el Ojo Seco?
El ojo se baña a si mismo con lágrimas para mantener su humedad. Algunas personas no producen suficientes lágrimas para que el ojo se mantenga saludable. Esta condición se llama “ojo seco”. La humedad en los ojos es esencial para estar cómodo y saludable. El ojo seco también puede indicar la presencia de otros problemas.



¿Cuáles son los factores de riesgo para el ojo seco?
La producción de lágrimas se reduce al envejecer. Aunque la condición de ojo seco ocurre en ambos sexos a cualquier edad, las mujeres son afectadas con más frecuencia. Esto es aún más evidente después de la menopausia.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Fumar.
  • Cirugía de los ojos (por ejemplo, LASIK o de cataratas).
  • Exposición a elementos irritantes en el medio ambiente (por ejemplo, la exposición prolongada al viento, dormir con un ventilador en funcionamiento durante la noche, la baja humedad y viajes frecuentes en avión).
  • Enfermedades de la superficie ocular.


Síntomas y Diagnóstico
Los síntomas más comunes incluyen:

  • picazón
  • ardor
  • hilos de mucosidad
  • irritación excesiva debida al humo o al viento
  • molestia al usar lentes de contacto
  • ojos llorosos

Puede parecer ilógico que los ojos estén llorosos cuando hay ojo seco, pero las lágrimas son también la reacción a la molestia. Si las lágrimas responsables de mantener al ojo lubricado no son suficientes para mantener al ojo suficientemente húmedo, se produce una irritación. Dicha irritación hace que la glándula que produce las lágrimas las genere en gran volumen saturando el sistema de drenaje de las lágrimas. Este exceso de lágrimas se rebosa del ojo.



ERRORES REFRACTIVOS


¿Qué son los errores refractivos?
Los errores de refracción como la miopía, la hipermetropía, la presbicia, y el astigmatismo son problemas muy comunes de los ojos. La mayoría de las personas tienen uno o más de ellos, y generalmente son fácilmente corregidos con anteojos o lentes de contacto.

La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son causados por diferencias en la longitud o en la forma del ojo. La presbicia (o vista cansada), en cambio, se produce cuando el cristalino, a causa de la edad, pierde capacidad de enfocar los objetos que hay cerca suyo.
Todas estas condiciones se denominan “errores refractivos” porque los ojos afectados no pueden enfocar correctamente los objetos sobre la retina.

Los síntomas principales de los errores refractivos son la visión borrosa, picazón, sensación de tensión en los ojos y, ocasionalmente, dolor de cabeza, estos últimos provocados por un sobreesfuerzo continuado. Estos síntomas suelen desaparecer al corregir el defecto, ya sea con anteojos, lentes de contacto o por cirugía.



¿Qué es la miopía?
Si usted tiene miopía, puede ver bien los objetos cercanos a sus ojos pero ve borroso cualquier cosa lejana. Mientras más miope sea, más borrosa será su visión a distancia y los objetos tendrán que estar más cerca para que usted los pueda ver claramente.

El ojo miope es habitualmente más alargado de lo normal. En estas condiciones, las “lentes” naturales del ojo (córnea y cristalino) no pueden enfocar suficientemente bien los objetos que están lejos, que quedan enfocados por delante de la retina.



¿Qué es la hipermetropía?
En la hipermetropía, el ojo es habitualmente más corto de lo normal (al contrario que en la miopía). Esto hace que los objetos que están cerca no puedan ser enfocados sobre la retina, sino por detrás. También puede ser causada por córneas demasiado planas o por cristalinos muy delgados, pero esto, al igual que en la miopía, es mucho menos frecuente.



¿Qué es el astigmatismo?
Para una visión normal y no distorsionada, la córnea ha de ser lisa y con una curvatura parecida en todas las direcciones. Las personas con astigmatismo tienen una córnea más curvada en una dirección que en otra. El astigmatismo provoca, en general, visión borrosa o distorsionada para los objetos situados a una cierta distancia. Podríamos compararla a las imágenes que aparecen en aquellos espejos en que las personas se ven muy altas, muy bajas o muy delgadas.
El astigmatismo es generalmente hereditario y se presenta en edades muy tempranas. No suele modificarse a lo largo de la vida. En general los astigmatismos son leves y no siempre requieren corrección. Otras veces, el astigmatismo corneal puede ser consecuencia de una cirugía anterior (cirugía de cataratas o transplante de córnea).



¿Qué es la presbicia?
Si usted tiene presbicia, tiene una pérdida en la habilidad para enfocar que ocurre al envejecer. La mayoría de las personas tienen entre 40 y 50 años cuando se dan cuenta por primera vez que están perdiendo su habilidad para ver los objetos o leer lo que está cerca de sus ojos.
Tienen que sostener el periódico a más distancia de sus ojos para poder verlo claramente. Al mismo tiempo, su habilidad para enfocar los objetos distantes se mantiene normal.



Anteojos y lentes de contacto
Los anteojos (de cerca, de lejos, bifocales, progresivos, con filtros solares) no suelen suponer ningún problema para las personas con defectos de refracciones leves o que no necesitan utilizarlos permanentemente.
Las lentes de contacto pueden ser duras, rígidas permeables al gas y blandas. Las lentes duras actualmente se utilizan muy poco. Las lentes rígidas permeables al gas son, en general, las menos perjudiciales para el ojo, ya que son las más permeables al oxígeno. Pueden corregir astigmatismos mejor que las blandas. Las lentes blandas, más confortables que las anteriores, pueden presentar ocasionalmente intolerancias después de un tiempo variable de utilización.
Las lentes de contacto no solamente son útiles desde el punto de vista estético, sino porque permiten una mejor calidad visual que los anteojos, permitiendo además una visión lateral tan buena como la frontal.



Cirugía Refractiva
Muchas personas con defectos de refracción no desean tener que depender de los anteojos para realizar cualquier actividad. Las lentes de contacto no suponen una solución para todos ellos. Circunstancias especiales, así como la actividad individual, deportiva o la intolerancia física o psíquica a las lentes de contacto hacen pensar en una intervención quirúrgica. No todos los problemas refractivos y no todas las personas pueden ser candidatos a este tipo de cirugía.
El médico oftalmólogo, luego de un minucioso examen del paciente, será el que finalmente decida si la cirugía es aconsejable y cuál será el tipo de intervención.



separador

Info para pacientes INFO PARA PACIENTES

Anatomía del Ojo
Infecciones
Segmento Anterior

galeria de fotos GALERIA DE FOTOS

foto clinicafoto clinica

contacto CONTACTO separador

Dirección: Calle 15 Nº 255
Tel.: (02302) 436.666 (líneas rotativas)
Fax: (02302) 436.861
Mail: